el cuento de nunca acabar

EL CUENTO DE NUNCA ACABAR

El origen del cuento se remonta al principio de los tiempos, cuando los hombres se reunían alrededor del fuego para contar historias que pretendían explicar el origen del mundo, el porqué de las cosas, entretener y transmitir códigos de conducta y creencias. Así pues, el cuento comienza con la tradición oral.

No vamos a entrar aquí en explicar la historia del cuento ni en explicar teorías sobre este género, sólo haremos pequeños apuntes que nos sirvan de guía para la elaboración de los relatos. Es importante que distingamos entre cuento tradicional, aquel que procede de la tradición oral y que, posteriormente fue recopilado, estudiado y recreados  por otros autores como Charles Perrault (1628-1703), Jacobo y Guillermo Grimm (1786-1863)), Chirstian Andersen (1805-18759 y otros autores bien conocidos por todos nosotros. Estos “recolectores de historias” ( Ana Pelegín) han procurado ser fieles a la tradición oral que ha sido transmitida a través de los siglos.

Estudiosos del cuento tradicional han sido autores como Thomsom, Bettelheim, Strauss, Propp y otros que han profundizado en la estructura, los orígenes, la temática, la forma, el espacio y el tiempo de los cuentos.

Hasta aquí, y muy brevemente, el cuento tradicional. El cuento o relato literario surge tiene sus orígenes en el Decamerón de Bocaccio y, en español, El conde Lucanor del infante don Juan Manuel. Este tipo de cuentos dará lugar el cuento literario cultivado por innumerables autores, grandes maestros del relato, desde entonces hasta el presente.

 

Características del cuento literario

De modo muy breve, veamos una panorámica de los componentes y características que debe reunir un buen cuento literario.

. El cuento es un relato de carácter bree en el que sólo hay una historia.

. Ha de tener intensidad y unidad. La unidad se consigue manteniendo el mismo tono, centrando la mirada en los personajes y en la acción y prescindiendo de lo superfluo. La intensidad se alcanza con la economía verbal, la concentración de lo accesorio, la sugerencia para que el lector pueda ser activo que contribuya a la elaboración del cuento.

Estructura del cuento

Todo cuento tiene un principio, un medio y un fin

Principio

Quién es el protagonista

Dónde sucede el cuento

Qué sucede

Por qué ocurre

Y,finalmente, cuándo ocurre (aunque este requisito no siempre aparece9

MedioAquí pueden ocurrir una serie de acontecimientos que hacen que la acción del cuento progrese. Algunos ejemplos: digresiones, obstáculos, peligros, comentarios, indecisiones, etc.

Fin

Desenlaces diferentes que pueden dar lugar a aclarar el final y dar por terminado el problema planteado por el cuento o finales abiertos en los que el final no queda resuelto y se deja a la imaginación del lector el posible desenlace.

 

 

Esta entrada fue publicada en Contenidos temáticos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>