consejos breves sobre la narración.1

Consejos breves sobre la narración 1.

Introducimos aquí unos consejos teóricos muy breves para trabajar con los componentes de la narración. Son pequeñas entradas, a modo de notas, sin entrar en escribir teorías más complejas sobe el tema, pero pueden servir como indicadores valiosos en el momento de narrar.

Cuando escribimos un relato o una novela debemos de tener cuenta varios aspectos:

  • Elegir el narrador adecuado es una decisión que el escritor debe tomar desde el momento que empieza a escribir.
  • El tono y la eficacia conforman la coherencia del texto que se obtienen con la elección adecuada del punto de vista de la narración, es decir, de tener un narrador adecuadoy, de esta  manera, el lector recibe la información que precisa a medida que avanza la narración.

El narrador

Hay varios tipos de narrador, aquí mencionaremos los más comunes

  • Narrador en primera persona o narrador protagonista. Es el personaje central de la narración. El narrador  conoce lo que piensa,  lo que desea, etc., pero no puede entrar en la mente de otros personajes ni tener toda la información.
  • Narrador testigo. Como el narrador protagonista, cuenta la historia en primera persona pero no es el personaje central de la historia. Por lo tanto, no puede entrar en los pensamientos del protagonista: no  tiene acceso a lo que piensan otros personajes, sólo puede conocer lo que se ha vivido por la boca de otros personajes.
  • El narrador omnisciente. Cuenta la historia en tercera persona. Es un narrador que lo conoce todo de los personajes: sus pensamientos, sus deseos, sus sentimientos y todo lo que hacen. El narrador omnisciente opina y juzga y puede estar en varios sitios a la vez.

La gran novela del siglo XIX está contada, casi toda, a través del narrador  omnisciente

El equivalente en pintura al narrador omnisciente sería Velázquez en el cuadro Las meninas.

  • El narrador cuasi-omnisciente. Se parece al narrador omnisciente, pero así como este último opina y juzga, lo sabe todo y está en todas partes, es decir, está presente y es visible en el relato, el narrador cuasi omnisciente es un narrador invisible, no entra en los pensamientos de los personajes ni opina ni juzga, es casi invisible. Sólo muestra lo que sucede en el relato. También se denomina narrador cinematográfico ya que ha tenido gran influencia en el cine, aquí el narrador funciona como una cámara. También se parece al narrador testigo, pero, a diferencia de éste, el narrador cinematográfico puede estar en todas partes, por lo tanto, tiene mucha más información.
  • Hay también un narrador en segunda persona. Usa el “tú”, lo que hace que el lector se convierta en protagonista. No es muy común en la novela, pero hay ejemplos destacables como el libro de Paul Auster Diario de invierno
  • Ejemplos
  • Narrador protagonista. Marcel Proust. En busca del tiempo perdido.

Edgar Allan Poe. El corazón delator. (el narrador es el personaje que se vuelve loco)

  • Narrador testigo. A. Conan Doyle. La reaparición de Sherlock Holmes. (el narrador es Watson, el médico amigo de Holmes)
  • Narrador omnisciente, Tolstoi. Guerra y Paz.

En  general, los grandes narradores del siglo XIX.

  • Narrador cuasi-omnisciente. Marguerite Duras. El amante.

Este es un pequeño resumen de los narradores más comunes, pero no son los únicos; se pueden encontrar narraciones usando el “nosotros” (El llano en llamas de Juan Rulfo) y, en numerosas ocasiones, aparecen varios narradores en una obra literaria

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Contenidos temáticos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>